Sea of Thieves Wiki
Advertisement
Sea of Thieves Wiki
El escondite de la Parca
The Reaper's Bones Hideout.png
Detalles
Tipo Isla grande
Localización Shores of Plenty
Coordenadas I-12

El escondite de la Parca o The Reaper’s Hideout‎ es una isla localizada en la región de Shores of Plenty.

Historia[]

En sus inicios la isla se encontraba completamente deshabitada y no se mostraba en los mapas. Sumergido en el agua entre las dos principales islas se encuentran los restos del The Killer Whale, barco del que fuetra tripulación Merrick.

No sería hasta la llegada de Stitcher Jim y una persona desconocida enmascarada cuando la isla empezaría a adoptar una apariencia diferente. Progresivamente, en una de las dos islas se fue levantando una serie de infraestructuras de madera mediante los restos de los naufragios que se encontraban alrededor de la isla, incluidos los del The Killer Whale. Una vez finalizada aquella construcción meses más tarde, se descubriría el motivo por el cual se había establecido allí un enclave de un único edificio rodeado por empalizadas y torres defensivas. Una compañía pirata que se hacía llamar los Huesos de la Parca había reclamado la isla como suya y estaban dispuestos a ofrecer recompensas a aquellos piratas que demostraran su independencia, fuerza y valentía para seguir sus sueños.

Habitantes[]

Eliminados[]

Elogios relacionados[]

Esta isla está relacionada con los siguientes elogios:

  • Merrickroll → He oído por ahí que en el escondite de la Parca hay un libro extraño... Puede que sea peligroso visitar el campamento. | +5 Doubloon.png
  • Persona desconocida sospechosa → Encuentra todos los dibujos de la amada de Stitcher Jim. | +5 Doubloon.png
  • Una travesía insólita → Un libro sobre una roca observa los dominios de la muerte...
  • Un final inesperado → Un libro se halla en un muelle, cerca de donde acechan y residen secretos enmascarados...

Diarios[]

Diario de Merrick[]

Diario de Merrick en el suelo junto a los restos de un campamento abandonado.

En esta isla se puede encontrar uno de los diarios de Merrick. Este diario puede ser localizado junto a los restos de un pequeño campamento abandonado en la isla grande del oeste.

Dialogue icon.png

Merrick ha dejado un diario...

 
Leer "Una última saloma..."

Antes de retirarme quiero escribir una última saloma, inspirada en las palabras que braman mis trompetas parlantes.
Este seguro que no va a invocar a ningún monstruo comehumanos. De hecho, prometo no volver a causar tantos problemas:
Esta cueva nos es familiar...
¡Conoces el Código Pirata y yo igual!
Pensaba en una pila de oro y plata...
¡Eso no te lo daría ningún otro pi... rata!
Nunca yo te ahogaré,
Nunca sin ti zarparé,
¡O abandonaré!
Nunca yo te robaré,
¡Nunca no diré "sí"!
Nunca venderé tu botín,
¡Por un doblón!
Aún está por terminar. Creo que mis compañeros piratas podrán ponerle fin.
Mi hijo Derrick cree que es graciosísimo. Sugirió que le llamase "Merrick Rolled". Yo no lo entiendo.

Bocetos[]

En esta isla se puede encontrar todos los bocetos de Persona desconocida enmascarada repartidos por la isla del este.

Este boceto puede ser localizado frente a la entrada principal de la fortaleza apoyado en una caja de madera sobre unas rocas.

Boceto 01.png

Dialogue icon.png

Este boceto muestra un extraño cáliz y la Marca de la Parca, un símbolo famoso por lo maldito.

 

Este boceto puede ser encontradofrente a la entrada principal de la fortaleza apoyado sobre una ropa cerca del puente de madera.

Boceto 02.png

Dialogue icon.png

Esto muestra Shipwreck Bay y cuatro puestos marítimos, ¿un primer boceto de las travesías de Reaper's Grave?

 

Este boceto puede ser encontrado en la parte trasera de la fortaleza, sobre una roca que está junto a una tienda.

Boceto 03.png

Dialogue icon.png

Este boceto muestra un lugar importante para esta persona...

 

Este boceto puede ser encontrado en la parte trasera de la fortaleza sobre un barril roto que se encuentra en el muelle del este.

Boceto 04.png

Dialogue icon.png

¿Qué extraños tesoros son estos? Parecen valiosos...

 

Este boceto puede ser encontrado bajo uno de los andamios de madera del sur de la isla principal.

Boceto 05.png

Dialogue icon.png

¿Una especie de mascarón? Parece antiguo y superpoderoso.

 

Leyendas del mar[]

En la isla del Escondite de la Parca se esconden dos de los diarios de Glitterbeard.

Dialogue icon.png

Parece que este diario pertenece a un pirata llamado Glitterbeard.

 
Leer parte I de «Una travesía insólita»

Reaper's Hideout era tan intimidante como me había imaginado. Estaba construido con restos de barcos naufragados y rodeado de torres de vigilancia, cañones y barricadas.
Esperaba enfrentarme a una cuadrilla de Parcas enfurecidas, pero el único ocupante de la isla era un personaje enmascarado y con una túnica. Se presentó como el Siervo de la Llama.
Expresé con inquietud mi necesidad de entender cómo se había formado los Huesos de la Parca y por qué había decidido dar caza a los barcos de emisarios.
«Las compañías comerciales son como una enfermedad», dijo el sirviente entre dientes. «¡Ponen en peligro nuestro estilo de vida, usan a los piratas como meras herramientas y no puedes fiarte de los suyos!».
«Quizás», dijo en un tono más calmado. «Lo mejor para entendernos es navegar como uno de nosotros. Sí, que así sea...».

Leer parte II de «Una travesía insólita»

Tendría que haberme marchado cuando habló el sirviente, pero por propia experiencia con las compañías comerciales, tenía motivos para no fiarme.
Estaba a bordo de un bergantín con Gustav y Rin, nuestra bandera de emisario de la Parca brillando bajo la espeluznante luz de The Wilds mientras buscábamos a nuestra primera presa.
Mi nueva tripulación estaba de acuerdo: los piratas habían usado su ingenio, triquiñuelas y fuerza bruta para buscar la libertad en un mundo que intentaba poner orden en los mares.
Me aseguraron que los Huesos de la Parca no ofrecían ninguna recompensa por hundir un barco que no fuera de emisarios, además de recalcar que no les guardaban rencor alguno a los piratas que hubieran a bordo.
Rin también señaló que los piratas crueles que deseasen atormentar a otros solo por mera diversión, podrían hacerlo llevando cualquier tipo de bandera. No supe cómo responderle.

Leer parte III de «Una travesía insólita»

Gustav dijo que nuestro primer objetivo debería ser subir nuestro grado de emisario, ya que así podríamos saber dónde estaba el resto de emisarios.
«Eso también incluye a otros barcos de la Parca», añadió Rin. «Oh, no pongas esa cara. No hay mejor forma para mejorar tus habilidades que enfrentarse a un igual».
La verdad es que me había sentido aliviado si nuestro objetivo hubiera sido otro miembro de los Huesos de la Parca. Al menos ellos se habrían enfrentado a nosotros con ansia.
Me preocupaba que mis amigos siguieran en Dagger Tooth, así que convencí a mi tripulación para viajar hasta el puesto de avanzada de Santuary en Shores of Plenty.
Nada más llegar, echamos un vistazo a las mesas de las compañías comerciales en busca de emisarios. Rin ordenó que nuestro primer objetivo fuera una tripulación de los Acaparadores de Oro.

Leer parte IV de «Una travesía insólita»

Esperaba terminar el día avergonzado, pero si hay algo que pueda hacer Sea of Thieves, es sorprenderte.
Los emisarios de los Acaparadores de Oro que perseguíamos resultaron ser una tripulación de galeón experimentada que nos atacaron en cuanto nos acercamos.
Desconocedor de mis propia fuerza, ¡lancé accidentalmente a Gustav al mar con una bomba de dispersión! Por suerte, se lo tomó a coña y todavía se burla de mí a día de hoy.
Abordamos su barco y ellos el nuestro, nos tiramos de las escaleras, gritamos, vitoreamos, nos reímos e insultamos hasta que nos hicimos con su bandera.
Con ayuda de nuestra valentía, astucia y coraje, acabamos llegando al grado más alto. Ahora podíamos ver la ubicación del último emisario de la Alianza Comerciante. Nuestro objetivo final.

Dialogue icon.png

Parece que este diario pertenece a un pirata llamado Glitterbeard.

 
Leer parte I de «Un final inesperado»

Gracias a los Huesos de la Parca, ahora estaba metido de lleno en una travesía para sabotear a los emisario de las compañías comerciales junto a dos piratas desconocidos.
Daba por hecho que los aspirantes a Parca eran unos sanguinarios y oportunistas, ¡pero descubrí que convertirse en su emisario requería mucho coraje e ingenio!
Nuestro último objetivo estaba a la vista ondeando una bandera de emisario de la Alianza Comerciante. Si hundimos su navío, podríamos hacernos con ese harapo como trofeo del día.
Nos abalanzamos sobre su balandro sin piedad, usando el viento y nuestras velas gemelas a nuestro favor. Sin embargo, eran más diestros que nosotros y les sería fácil eludirnos.
De repente, el agua comenzó a nublarse y tanto Gustav como Rin se partieron de risa. Por pura casualidad, el desafortunado balandro se dio de bruces con un kraken.

Leer parte II de «Un final inesperado»

Aunque en el resto del mundo los krakens no sean más que un simple relato de marineros, yo sabía que eran reales y extremadamente peligrosos.
Cuando un kraken atacaba un barco, los estrujaba con fuerza o destrozaba su casco con sus enormes y escurridizos tentáculos.
¡Lo más aterrador es que cada tentáculo tenía sus propias fauces y cogía a piratas de cubierta en mitad de la batalla como tentempié!
Para colmo, el agua que rodeaba al kraken se volvió de color negro azabache e hizo que los barcos se ralentizaran. El otro barco se quedó atrapado, así que lo único que podíamos hacer era esperar.
Y esperamos, no le ofrecimos nuestra ayuda al balandro en apuros hasta que sus ataques finalmente obligaron al kraken a retirarse. Solo entonces disparamos nuestros cañones...

Leer parte III de «Un final inesperado»

Rin y Gustav sugirieron con firmeza que debería ser yo el que se tirase al agua para recuperar la bandera de emisario del balandro. Acepté a regañadientes. Para mí había sido una victoria barata.
Estaba flotando en el mar cuando explotó nuestro bergantín. Una enorme bola de fuego agujereó nuestra nave de popa a proa mientras observaba imponente, sin saber qué hacer.
No había forma de salvar el barco, Rin y Gustav se fueron con unas sirenas mientras yo presenciaba como se hundía y dejaba atrás nuestra bandera rota florando en el agua.
Fue entonces cuando vimos salir un bote de remos de detrás de las rocas; la persona que iba a bordo venía a por nuestra bandera. Se detuvo cuando me vio y me miró con frialdad. Yo le devolví la mirada.
«Espera un momento», dijo Charlotte Tirofijo lentamente. «¿Te conozco?».

Leer parte IV de «Un final inesperado»

En ese momento, reconocí a Charlotte, era esa terrorífica pirata que me dio la mercancía para mi primer viaje de carga. ¡Habría escondido la cabeza en el agua de vergüenza si hubiera podido!
Parece que Charlotte se tomó nuestro ataque con mucha tranquilidad. «Todo el mundo prueba suerte con la Parca», dijo airadamente. «Por desgracia para ti, aún tenía el barril de un baluarte a bordo».
Para demostrar que no me guardaba rencor, Charlotte me dejó subirme al bote de remos y la acompañé a entregarle la bandera a un impasible Siervo de la Llama.
Seguía sintiéndome culpable, así que le conté a Charlotte lo de nuestra casa del árbol y la invité a verla en cuanto la termináramos. Dijo que le encantaría, ¡y creo que lo decía en serio!
Esa fue mi aventura como Parca. Al menos ahora entiendo el tipo de vida que llevan. Me gusta, pero solo hasta cierto punto. A mí me vale con «Una sola vez».

Galería[]

Cuarta fase de la isla[]

Tercera fase de la isla[]

Segunda fase de la isla[]

Primera fase de la isla[]

Bajo el agua[]

Últimos cambios[]

Advertisement